El traumatólogo que participó de la operación en la que le amputaron a una mujer diabética de 66 años su pierna sana, fue imputado la fiscal Karina Santolin por el delito de»lesiones culposas», misma calificación que se había tomado con el cirujano cardiovascular del Nuevo Sanatorio Berazategui.

Se trata de los dos médicos que intervinieron a Magdalena Leguizamón quienes se equivocaron de pierna y le amputaron la piernza izquierda en vez de la derecha.

La fiscal había imputado por lesiones culposas al cirujano cardiovascular, de apellido Rico, quien, según declaró una de las hijas de Leguizamón, fue el médico que dirigió la operación en la que le amputaron la pierna equivocada a la mujer jubilada que padece diabetes.