Los delincuentes entraron durante la madrugada, se llevaron unas pocas cosas y prendieron fuego lo demás.

Este sábado amaneció particularmente lúgubre para los fieles del barrio Nueva Pompeya, en Santa Fe, ya que unos delincuentes robaron e incendiaron la Parroquia Nuestra Señora del Rosario durante la madrugada.

Los vecinos denunciaron el incendio a las 2.30, pero para ese entonces los delincuentes ya se habían escapado con los parlantes, micrófonos y el resto del equipo de sonido que se usaba para rezar la misa, informó el sitio El Litoral.

De acuerdo con el párroco, Julián Muyur, los ladrones no encontraron nada más de valor en el templo ubicado en Peñaloza al 8200 y por eso lo incendiaron usando los libros de la Liturgia para encender el fuego.