El “Rojo” de Ariel Holan recuperó la mística del Rey de Copas con la que ganó la Sudamericana y aplastó a los sanjuaninos por 4 a 0 con goles de Benítez, Bustos, Leandro Fernández y Romero. El árbitro Germán Delfino no cobró penal de Nicolás Figal al atancante sanjuanino Maná y tras la jugada el “Diablo” abrió el marcador.

Por la fecha 18 de la Superliga, en el Estadio Ingeniero Hilario Sánchez, no sólo se recuperó de la derrota en el debut de la Libertadores ante el Deportivo Lara en Venezuela, sino que además escaló al tercer puesto de la tabla, acomodándose en zona de clasificación a la Libertadores 2019.

Empujado por el ánimo de revancha tras la caída ante Deportivo Lara en Venezuela, por la Copa Libertadores, Independiente volvió a ser el Independiente de Holan, al menos durante los priemros 20 minutos.

Allí, presionó alto, le imprimió dinámica y movilidad a la posesión de la pelota y, con Meza y, sobre todo, Martín Benítez, generó peligro.

Luego, el Rojo pudo ampliar la ventaja a través de Gigliotti, pero el palo no se lo permitió.

Después, el visitante continuó mejor plantado que el dueño de casa, pero su dominio no fue tan marcado. El San Martín de Gorosito comenzó a soltarse un poco más y el juego tuvo mayor ida y vuelta.

Sin embargo, en la segunda parte, el Diablo salió con toda la furia para rematar el pleito. Y lo consiguió. Primero, a través del ingreso goleador de Fabricio Bustos, hombre observado por Jorge Sampaoli para la Selección.