Boris Johnson, secretario del Ministerio Exterior británico, agregó que si se demuestra que Moscú está detrás de la inexplicable enfermedad del antiguo espía y de su hija, su país responderá de manera “apropiada y enérgica”.

“Será muy difícil imaginar que la representación del Reino Unido en el Mundial de Rusia seguirá adelante de manera normal”, afirmó, aunque no entró en detalles.

Inglaterra fue el único equipo del Reino Unido que se clasificó para el torneo de fútbol, que está programado para celebrarse en junio y julio.