Un empleado estatal preparó un postre con sabor a chocolate y le puso el aditivo que cultiva en su casa, convidó pero no avisó del ingrediente extra.

Varios empleados de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) de Uruguay mostraron signos de malestar físico y una de ella debió ser atendida por la ingesta de un brownie con marihuana.

Según trascendió, un trabajador de la Dinama preparó un bizcochuelo mezclado con marihuana que él mismo cultiva en su casa, luego lo convidó entre sus compañeros antes del partido entre Uruguay y Egipto.

“Tenían muy buena pinta y además estaban ricos; nadie sintió el gusto a nada extraño. Eran de chocolate”, contó un funcionario. Lo cierto es que a la media hora dos de las compañeras empezaron a sentirse mareadas y cuando le preguntaron, el chef contó la verdad.