La Policía y la Justicia investigan a una joven de 21 de años que tuvo un aborto en la ciudad de San Luis. El juez Ariel Parrillis ordenó realizar una autopsia este viernes para establecer si fue espontáneo o inducido.

Según indicaron desde Relaciones Policiales, ayer a las 15, la joven fue al Hospital del Sur junto con su madre por un malestar.

La joven en ningún momento manifestó que estaba embarazada, por lo que los médicos decidieron internarla y realizarle análisis.

Según la Policía, la adolescente fue al baño y luego de un rato pidió una campera. Cuando personal del Hospital fue hasta la puerta a alcanzársela, observaron que había mucha sangre, por lo que pidieron una ambulancia del Sempro y la trasladaron a la Maternidad.

“Al trasladarla, la madre tenía una bolsa, la cual le piden que arroje a la basura”, que dejó en un tarro, indicaron.

En la Maternidad, la joven habría dicho que «había parido en el Hospital del Sur, y que -lo que expulsó- se fue por el inodoro”, según indicó la Policía, quienes constataron que había restos en las instalaciones.