El fiscal Nicolás Maglier solicitó el secuestro de las historias clínicas del caso del bebé nacido con dos cabezas y en principio busca determinar la tipificación del delito, de acuerdo a las declaraciones que hicieron los padres del bebé, supuestamente muerto en el parto.

El fiscal precisó que pidió el secuestro de «los estudios realizado en el Samco de Avellaneda y el desenlace, que es el parto, producto del cual nace esta criatura que tiene esta particularidad que no fue previamente advertida por los profesionales médicos en las ecografías que se realizaron».

El extraño caso del bebé nacido con dos cabezas se produjo en la localidad santafesina de Reconquista y la familia afirma que ninguna ecografía detectó anomalías, por lo que no descartan una suplantación de identidad.

El caso del nacimiento de un bebé con bicefalia genera dudas y el abogado de la familia, Oscar Vázquez, citó que en octubre, cuando iban 31 semanas de gestación, la mamá, Ayelén Liliana Aquino, se hizo dos ecografías en el Servicio de Atención Médico a la Comunidad (Samco) de Avellaneda, cerca de Reconquista, sin que se constatara ningún problema.

«El 25 de diciembre, la mujer ingresó al hospital de Reconquista donde fue anestesiada para que dé a luz naturalmente.

La médica que comandaba el equipo de parto notó una falla cardíaca en el bebé y decidió efectuar una cesárea», relató el letrado.