Imagen Ilustrativa. Foto: web.

Anoche, un grupo de la División de Investigaciones y del COAR se acercaron hasta la calle los Inmigrantes a buscar pruebas para una investigación el curso. El motivo: sospechas de venta irregular de autos. Anteriormente ya se había secuestrado una camioneta de origen dudoso, ya que tenía orden captura en otra provincia.

Se trata de una camioneta que se habría vendido en diferentes oportunidades, relacionada al encargado de la concesionaria que se allanó anoche. Además, el local no contaría con habilitación para ofrecer vehículos a la venta.

Hasta la medianoche no había personas detenidas, solo habían trasladado a tres hombres a una dependencia policial para su identificación.