El Gobierno aprobó los proyectos que presentaron los municipios. Las obras varían de acuerdo a las necesidades de cada pueblo. Las realizan con el fondo federal solidario y benefician a 22 localidades.

El Gobierno se prepara para generar una nueva inyección económica en localidades del interior. Doce municipios aguardan que concluya el circuito administrativo para recibir 17.922.025 pesos y dar inicio a obras que ellos mismos planificaron, presentaron y fueron aprobadas. Esa será la segunda etapa en lo que va del año del desembolso del Fondo Federal Solidario, que terminará de beneficiar a veintidós comunas por un monto total de 36 millones.

Una fuente del Ministerio de Gobierno, Justicia, Culto y Transporte confirmó a El Diario que con el dinero que cobrarán las intendencias ascenderán a cuarenta las obras en marcha con la financiación del comúnmente denominado “fondo de la soja”. Aunque la mitad está en ejecución con lo que le giraron en la primera tanda (18.042.693 pesos) y dos ya fueron finalizadas: una de alumbrado público en El Volcán y otra de pavimento en Paso Grande.

Las acciones son de las más variadas. Van desde nichos en cementerios, alumbrado público, extensión de redes de cloacas y pavimento hasta la construcción de plazas, la semaforización de caminos y de playones o complejos deportivos. Y en algunos casos, como Juana Koslay, Villa Mercedes, La Punta, Concarán y Unión, tienen más de un frente de trabajo abierto con los aportes federales.

A diferencia del anterior gobierno, en la actual gestión a cargo de Alberto Rodríguez Saá son los intendentes quienes resuelven qué obras realizar. “Cada comuna evalúa las necesidades de su pueblo y deciden qué obra les gustaría realizar y hacen los pedidos de factibilidad, elaboran los proyectos que son presentados en el Subprograma de Desarrollo y Obras Municipales, que es el encargado de aceptarlo o no”, detalló el procedimiento la  jefa del Programa Asuntos Municipales, Claudia Pinelli.