Foto: web

La provincia de Jujuy, a través de su ministro de Seguridad, Ekel Meyer, anticipó la posibilidad de convertirse en escenario de la vuelta de la actividad hasta «con público» del fútbol argentino, y reveló que el gobernador Gerardo Morales ya inició «las tratativas correspondientes”.

Meyer indicó que se tendrían que realizar los testeos recomendados y llevar adelante diferentes protocolos. «Por eso nos ofrecemos, a través del sistema de control, a que no haya circulación del virus. Nosotros vemos viable la apertura de la actividad futbolística conjuntamente con la provincia de Salta. Sería muy positivo que los equipos vengan”, esgrimió.

«En esta región tenemos un beneficio climático muy favorable para los meses que se vienen y el riesgo que se correría sería mínimo. Se jugaría sin público, aunque se podría analizar la posibilidad de abrir los estadios con una capacidad menor”, manifestó el funcionario jujeño en declaraciones radiales.