Atilio “Perico” Lipiante es un peón de campo que vive en Maquinchao, Río Negro y se volvió ejemplo para todos, luego de devolver el dinero que le sobró de una colecta que se realizó para juntar dinero y así poder operar a su mamá, que se quebró cadera.

El hombre trabaja como peón rural en un campo a 60 kilómetros del pueblo y -tal como informa Río Negro- fue a pedir ayuda a una radio local. Allí explicó que no tenía dinero para el viaje y la estadía, ya que su madre debía ser trasladada a Ruca, y a partir de ello se convocó una colecta para ayudarlo.

Se reunieron 13.500 pesos gracias a la solidaridad de todos y la operación fue exitosa. “Perico” sorprendió a todos, cuando, al volver al pueblo, fue hasta la radio a devolver 10.500 pesos que le habían sobrado. Agradeció por la ayuda y aprovechó para hablar con la gente: “Mamá salió bien y se está recuperando, pero como me sobró plata y la estuve cuidando porque no es mía, se la quiero devolver… Algún otro puede necesitarla”.

Según informa el diario Río Negro, “Perico” es un peón que trabaja en el campo “Don Horacio” y proviene de una familia muy humilde, pero la vez muy trabajadora y honrada. Sus compañeros destacan su honestidad. Uno de ellos, Martín, contó que las veces que Atilio se queda en Maquinchao y tarda en regresar al campo, lo llama y le pide que le descuente el día del salario.

Tras la repercusión por el buen gesto de su papá, su hija Leonor señaló: “Estoy muy orgullosa de mi papá…. creo que me dio otro ejemplo que lo pinta como es”.