El “Juve” encaró su último día de entrenamiento con trabajos livianos y varias horas de descanso en el complejo de Crucero del Norte, a 25 kilómetros del centro de Posadas. Tempesta juega al misterio con el 11 inicial que saldrá a la cancha. En San Luis preparan la pantalla gigante para ver el partido en el “Bajo”.

El plantel de Juventud Unida Universitario cuenta las horas, minutos y segundos esperando la finalísima en Posadas ante Guaraní Antonio Franco.
Los jugadores del “Juve” trabajaron liviano por la mañana en el hermoso predio del club Crucero del Norte en el paraje Santa Inés (Garupá), a unos 25 kilómetros del casco urbano de Posadas, Misiones y descansan en un clima de optimismo.
El técnico Darío Tempesta, mantiene la incógnita con respecto al once inicial que saltará a la cancha en busca de la gloria. Una estrategia que le dio resultado en el partido de ida.
La gran final se jugará este domingo a las 19 en el estadio Clemente A. Fernández de Oliveira de Guaraní Antonio Franco. Al equipo de San Luis el empate y la victoria lo depositan en la B Nacional, pero si pierde por cualquier resultado, el que asciende es el equipo misionero.
En San Luis, la dirigencia preparó una pantalla de Led gigante, en el Mario Sebastián Diez, para que los hinchas puedan ver el partido con un costo de 25 pesos y con un choripán incluido.
Marcha todo sobre rieles, pero la ansiedad no da tregua.