El equipo de Marcelo Fuentes fue efectivo, y con goles de Juan Gobetto, Tomas Garro y Damian De Hoyos superó al difícil Huracán de Las Heras.

Si bien en ambos tiempos fue de menor a mayor, y sufrió de sobre manera el juego aéreo, el Juve mostró síntomas de cambios a nivel individual y colectivo.

Las bandas con Varona y Garro como figuras, generaban los aplausos cada vez que jugaban uno a uno contra sus defensores. El doble cinco ocupaba bien los espacios del medio campo, provocando el pelotazo del rival. Los delanteros atentos a cualquier situación que se generara demostraron un equipo conectado, atento a las situaciones que el partido presentara.

Semana tranquila le espera a los del bajo, que con los tres puntos supera a Olimpo y a Desamparados (juega mañana), y respira de cara al partido que se le viene con Sansinena en General Cerri, Provincia de Buenos Aires.