Recorre el mundo una foto del ex NBA, que es miembro de la Asociación Nacional del Rifle, con su arco y el animal tendido a sus pies.
A sus 50 años, Karl Malone volvió a dar la noticia. Pero no por sus habilidades en una cancha de básquetbol, sino por otra de sus pasiones: la caza. El ex NBA fue retratado junto a su arco y al cuerpo de un oso que el dos veces campeón olímpico habría matado.

Según señala el sitio TMZ, Karl Malone Junior, hijo del ex jugador de Utah Jazz y Los Ángeles Lakers, publicó la foto del viaje de caza realizado junto a su padre. Malone es un confeso amante de esta práctica y es además miembro de la Asociación Nacional del Rifle.