El ministro también anunció que enviará a los abogados de la Argentina a hablar con el juez Thomas Griesa para evitar un default.

El ministro de Economía, en una conferencia de prensa que dio esta tarde en el Palacio de Hacienda, anunció “los pasos a seguir” en el Gobierno frente al fallo adverso en la Corte Suprema de los Estados Unidos. “Qué vamos a hacer? No podemos permitir que nos impidan honrar los compromisos con el 97% de bonistas que ingresó al canje. Estamos iniciando los pasos para hacer un canje de deuda que permita pagarles en Argentina”, precisó.

Además, anunció que “vamos a enviar a nuestros abogados a hablar con el juez Griesa. Para que diga a qué se refiere cuando dice que no quiere empujar al país a un default”.

Con estas medidas el ministro exhortó a la población a “quedarse tranquilos” respecto de la decisión del Gobierno de honrar la deuda con los acreedores que ingresaron al canje. Pero planteó que “la sentencia parece empujarnos al default, por un lado o por el otro. Esto es lo que se desprende del fallo”.

“Supongamos que pagamos sólo los 900 millones a nuestros acreedores el 30 de junio. Pero si los depositamos van a ser embargados y Argentina caería en defalut no porque no tenga la plata sino porque no le dejan pagar. Si les pagamos los 1.500 millones a los fondos buitres, además de esos 900 al resto. Pero atrás de los 1.500 millones vienen los 15.000 millones que no podemos ni es razonable pagar”, añadió Kicillof.

“Pero si les ofrecemos a los buitres más de lo que les ofrecemos a nuestros bonistas, ellos con razón irán a un juez y le dirán yo entré al canje y me pagaron menos que a ese otro que hizo juicio. Por eso hay una cláusula que está en los bonos y en la justicia argentina que dice que no le podemos hacer una mejor oferta a los que no entraron al canje. Así se llega a cifras que son alrededor de 120.000 millones de dólares, de todos los que entraron al canje. Se desencadena algo que es impagable”, precisó.