El delantero del Manchester City dominó con derecha y definió de zurda casi en una baldosa. Fue ante Liverpool, un rival al que le marcó siete veces en siete partidos.