Fue por un reclamo de organizaciones sociales a la Ciudad. Ni la Federal ni la Metropolitana impidieron el corte.

Un nuevo piquete puso en jaque a el tránsito en la Ciudad. Durante ocho horas un grupo de manifestantes cortó la 9 de Julio para reclamarle al Gobierno porteño más puestos de trabajo y aumentos en las asignaciones que reciben. La protesta se instaló en el cruce con la Avenida de Mayo y también impidió la circulación del Metrobus. Además, hizo colapsar el tránsito en toda la zona céntrica. El piquete empezó a la 11 y terminó a las 19. La primera fuerza de seguridad que llegó fue la Policía Federal, que se retiró cuando la Metropolitana se hizo cargo de la situación.

Los piquetes son una constante en las calles de la Ciudad y la 9 de Julio es un imán que ya sufrió varios cortes este año. El 23 de abril un piquete de la Corriente Clasista y Combativa generó un caos en el mismo cruce con Avenida de Mayo; el 19 de marzo organizaciones sociales, con los mismos reclamos que ayer, cortaron el tránsito a la altura del Obelisco; y el 25 de febrero Barrios de Pie y el Partido Obrero realizaron una protesta en el cruce con Corrientes.

“Somos vecinos de los barrios más marginados de la Ciudad y queremos trabajo para nuestra gente, no sólo planes sociales”, dijeron. Se instalaron con carpas, y también había muchas mujeres y chicos. Estaban el Frente de Organizaciones en Lucha y partidos de izquierda como el MST Teresa Vive, Polo Obrero y el MTD Aníbal Verón, entre otros. “Presentamos decenas de propuestas que nos permitan tener un trabajo digno y mejorar los problemas estructurales de la Ciudad”, explicaron.

Desde la Secretaría de Hábitat e Inclusión de la Ciudad informaron que se trata de un grupo de personas contratadas por cooperativas a las que la Ciudad recurre para pequeñas obras: “Trabajan en espacios verdes, en la recuperación de los conventillos, en villas y también pueden hacer trabajos para el IVC”, explicaron. Cobran sueldos de alrededor de $ 2.800 por mes y reclaman un aumento.

Desde el Ministerio de Desarrollo Económico desmintieron que hayan pedido reuniones previas: “ No íbamos a ceder ante un marco de extorsión.

Por eso serán recibidos hoy por cuatro ministerios, los de Salud, Educación, Desarrollo Social y Económico”, explicaron. Detrás de las protestas también hay una interna, ya que algunos de los manifestantes se quejaban de los referentes de las cooperativas y de la forma discrecional en que entregan los trabajos.