La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) envió un comunicado vía mail a 650.000 contribuyentes de altos ingresos para que regularicen la situación de sus empleadas domésticas. Los remitentes fueron obtenidos a partir del cruce de datos patrimoniales y de consumo.

“Este es un paso más en la estrategia de cruzamiento de datos para reducirla evasión fiscal y formalizar el empleo en la Argentina. El sector de empleo de casas particulares es uno de los de mayor informalidad en nuestro país y, en su mayoría, afecta a las mujeres”, dijo el administrador federal, Leandro Cuccioli.

En el mensaje se mencionan las ventajas tanto para el trabajador -obra social, aportes jubilatorios, vacaciones, ART, aguinaldo, tarifa especial con la tarjeta SUBE- como para el empleador -deducciones en el impuesto a las ganancias por lo abonado como retribución y por las contribuciones a la seguridad social-.