Ricardo Echegaray admitió que “en la medida que tengamos elementos, todo es sujeto de investigación, sea quien sea”. El ex presidente de la AFA está acusado de haber recibido coimas millonarias.

El escándalo de corrupción que sacudió en los últimos días al fútbol de todo el mundo se mantiene en el centro de la escena. Mientras se especula con nuevas detenciones en la cúpula de FIFA, en Argentina uno de los temas pasa por conocer la ruta del dinero de las presuntas coimas recibidas por Julio Grondona. En su extenso informe sobre el caso, el Departamento de Justicia estadounidense denunció que para el fallecido dirigente se habían destinado 15 millones de dólares por el contrato en el que la Conmebol cedió derechos de TV e imagen de cuatro Copas Américas, aunque solo llegó a cobrar tres.

Esta mañana volvió a tomar la palabra el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, quien deslizó que podría iniciar una investigación sobre el patrimonio de la familia Grondona. “Depende con qué elementos e información se cuente. Si hay comisiones que no fueron declaradas tendremos que hacer el ajuste e ir al reclamo por las cuestiones patrimoniales que quedan pendientes”, señaló en diálogo con el programa Corresponsales en Línea, por radio La Once Diez. Y amplió: “En la medida que tengamos elementos, todo es sujeto de investigación, sea quien sea”.

En una entrevista exclusiva con Clarín en París, Echegarayhabía adelantado que si hubo pagos irregulares, la AFIP reclamará el pago del 35% del impuesto a las ganancias, algo que ya había mencionado Aníbal Fernández pocas horas después de desatado el escándalo que también involucró a tres ejecutivos argentinos de marketing: Alejandro Burzaco y Hugo y Mariano Jinkis.

“Se necesita saber si hay dinero no declarado que es sujeto de pago de impuestos. A nosotros lo que más nos interesa es que estos empresarios le paguen al pueblo argentino a través del Estado lo que le deben”, afirmó hoy Echegaray.

En la mencionada entrevista de Clarín con Echegaray, el titular de la AFIP informó que un año atrás tuvo un encuentro mano a mano con Blatter en el que exigió información tributaria sobre el dinero oscuro en el que estaban implicadas transferencias de jugadores argentinos. Esa información, Blatter nunca la proveeyó.