El Torpedo de Moscú acababade presentar a un refuerzo de 19 años que fue formado en sus inferiores, pero los barras no lo recibieron bien.

Puede que la FIFA haga cada vez más énfasis en evitar la discriminación en el fútbol, pero la barrabrava de un club de Rusia no aprendió la lección: esta semana bocharon a un jugador porque su equipo debe ser “solo de blancos”.

El Torpedo de Moscú presentó oficialmente a Erving Botaka Yoboma, de 19 años, pero seis días después la presidenta del club, Elena Yelentseva, anunció que el joven de familia congoleña no jugará en la próxima temporada.

La razón saltó a la vista en la sección de comentarios en la red social VK, donde hubo barras que pusieron cosas como “el negro puede ser uno de los colores de nuestro club, pero sólo queremos blancos en nuestras filas”.