Isaac Rudnik, Director del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi), destacó que en el marco del Indice barrial de Precios se registró que en los ocho meses que transcurrieron del año, “la canasta básica aumentó un 30,32%. En diciembre estaba $6144 y ahora supera los $8 mil”.

El informe realizado por la institución se centra sobre los 57 productos de la canasta básica de alimentos. “Estos datos además implican que si estos aumentos siguen el mismo ritmo, a fin de año habría una inflación del 44%”, apuntó el director del instituto.

“Hay una influencia importante de la devaluación permanente, la suba de dólar tiene un impacto muy fuerte sobre los precios de los alimentos, pero en este periodo hubo una suspensión de algunas retenciones muy sensibles como el maíz o el trigo, entones cada devaluación tiene un impacto directo sin ningún filtro”, explicó Isaac Rudnik.