La compañía ferroviaria holandesa NS pagará una compensación a supervivientes y familiares de víctimas del Holocausto por haber transportado a judíos a un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, confirmó la abogada Liesbeth Zegveld.

“Es una muy buena noticia. Estábamos decididos a ir a la Justicia porque las reacciones de NS eran negativas, pero al final ha entendido que se podía solucionar esto de otra manera. No es sobre no olvidar lo que pasó, es sobre la gente que aún está viva y que quiere su derecho reconocido”, explicó la letrada holandesa.

Zegveld, abogada de derechos humanos, representa al judío Salo Muller, de 82 años, y a varios supervivientes que estaban dispuestos a recurrir a los tribunales para exigir a la empresa holandesa reconocer el daño causado con su colaboración con los nazis.