Luego que el juez que lo condenó aceptara ser el ministro de Justicia del gobierno de Jair Bolsonaro, la defensa del ex mandatario presentó un nuevo hábeas corpus en el que alega la “manifiesta parcialidad” del magistrado.

La Segunda Sala de la Corte Suprema de Brasil analizará este martes un nuevo hábeas corpus que pide la libertad del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien está preso desde abril pasado, acusado por corrupción.

La procuradora general de la República de Brasil, Raquel Dodge, sentó su posición en una presentación a la Corte y le recomendó que rechace el habeas corpus y confirme la prisión de Lula.

Según su escrito, el recurso de la defensa de Lula se apoya en “suposiciones frágiles y sin fundamentos que no encuentran eco en las pruebas”.

Los abogados de Lula decidieron presentar el recurso después de que el juez que lo condenó en primera instancia, Sergio Moro, aceptase ser ministro de Justicia del Gobierno que el presidente electo, Jair Bolsonaro, que asumirá el próximo 1° de enero.