Con un total de 100 artistas en escena – y más de 20 en la producción – la delegación de San Luis brilló en la noche cuyana del festival nacional de folklore de Cosquín.

 

 

“Fueron muchísimas horas de trabajo, así que después festejamos mucho. En el escenario hubo de todo, porque fue un trabajo que se hizo a partir de un casting, entonces fue mucha gente con experiencia pero también muchos muy jóvenes. Todos estábamos muy contentos de tener la posibilidad y de haber logrado un trabajo de equipo muy grande”, contó Daniela Pereyra Jamenson, directora de la delegación.

El espectáculo “Soy Puntano” fue acompañado desde el primer minuto por el público que se hizo presente en la plaza Próspero Molina. “Nos acompañaron en la energía que se vivía ahí arriba; la delegación de San Luis fue una de las más grandes de este año y había un poder único arriba (del escenario) y el público con los aplausos y los gritos cuyanos nos fueron acompañando en eso”, contó la funcionaria.

Los bailarines y cantores pintaron la postal de la provincia de San Luis, en la que interpretaron “Rumbo al poniente”, “Fiesta de Campo”, “A la reina de Cuyo” y “Soy puntano”.