Los japoneses son la población más longeva del mundo. Según diferentes investigaciones, esto se debe a los alimentos que sirven en su mesa. ¿Qué comen? La respuesta, en esta nota.

¿Quién no quisiera vivir 100 años? Por suerte, esto parece ser más sencillo de lo que en realidad creíamos. Cuando la semana pasada el mundo se enteraba de la muerte de Joroemon Kumura (116), el hombre más viejo del mundo, el foco de atención volvió a ponerse en los japoneses y su menú.

Según la ONU, ese país tiene el mayor número de personas centenarias del mundo. Y eso nos lleva, inmediatamente, a revisar la “Dieta Okinawa” y sus secretos. A partir de una investigación que intentaba descubrir las razones de esta longevidad, un grupo de médicos –los doctores Craig y Bradley Wilcox, entre ellos- concluyó que se relacionaba directamente con los alimentos que consumían.

Esta dieta es muy nutritiva, reducida en calorías y con un alto contenido de minerales, antioxidantes, micronutrientes y vitaminas. ¿Qué se come? Vegetales de todo tipo, tofu (muy rico en proteínas), algas, frutas tropicales, pescados (fuente de Omega 3), aceite de canola y cerdo en pequeñas porciones.

El ABC: lo que no debe faltar

-Incluí cereales integrales, legumbres de todo tipo y arroz yamaní. Evitá las harinas refinadas, el pan y las pastas.

-Apostá por frutas, verduras, brotes de todo tipo y algas marinas.

-Prestá especial atención a consumir alimentos que contengan flavonoides que nos protegen contra problemas cardiovasculares y son antioxidantes. Los más conocidos son la manzana, la cebolla y los cítricos.

-Comé soja en todas sus versiones y tofu, grandes proveedores de proteínas.

-Consumí productos lácteos descremados.

-Infaltable: ¡el pescado! Gran proveedor de Omega 3, es central en esta dieta.