“No soy candidata” dijo hoy Christine Lagarde. Su nombre figura entre los favoritos tras el desacuerdo entre Angela Merkel y David Cameron por el nombramiento de Jean Claude Juncker.

“No soy candidata. Tengo un trabajo, considero que es un trabajo bastante importante y tengo la intención de concluir mi mandato”. Tras una rueda de prensa en Londres, donde presentaba un informe del Fondo sobre la situación económica de Reino Unido, la directora del FMI salió hoy al paso de unos rumores que la ponen entre los favoritos para presidir la próxima Comisión Europea.

El nombre del presidente de la Comisión está ahora mismo en discusión. Si bien el partido de centro derecha al que pertenecen Jean Claude Juncker y Angela Merkel fue el más votado en las elecciones al Parlamento europeo del 25 de mayo, la alemana sabe que ningún candidato podrá ir muy lejos sin el favor de David Cameron, de Reino Unido, que no quiere al luxemburgués. De ahí que hayan crecido las especulaciones sobre Lagarde y sobre la socialdemócrata danesa, Helle Thorning-Schmidt, como posibles presidentas de la Comisión.

Los jefes de Estado y de Gobierno de Europa tendrán que proponer un nombre en su próxima cumbre de los días 26 y 27 de junio en Bruselas. Antes de las últimas elecciones alcanzaba con su acuerdo para elegir al Presidente. Ahora hace falta también el apoyo del Parlamento, que se pronunciará al respecto en julio durante una sesión plenaria.