Tras varias gestiones ante el gremio y el Gobierno, la filial argentina de la alimenticia Mondelez finalmente abrió el Proceso Preventivo de Crisis y se dispone a suspender a 500 operarios casi sobre el arranque del gobierno de Alberto Fernández el 10 de diciembre próximo.

La compañía fabrica reconocidas marcas como Milka, Oreo, Terrabusi, Mantecol, Express y Beldent.

La propuesta de la empresa es suspender por seis meses a 350 trabajadores de la planta de Pacheco.

Allí se producen las marcas Oreo, Pepitos, Express, Variedad, galletitas Mayco, Tita, Rodhesia y alfajores Milka, Shot y Terrabusi, y 150 de la planta de Victoria, donde se hacen las marcas Halls, Beldent, chocolates Milka y los Palitos de la selva.