Miguel Ángel Russo se despidió a pura emoción de Millonarios de Bogotá, Colombia, equipo que dirigió hasta hace dos días, por haber estado a su lado durante el tratamiento de su cáncer próstata. “Le estoy eternamente agradecido a Millonarios porque estuvo presente en la etapa más difícil de mi vida y eso no tiene precio”, afirmó el entrenador al borde del llanto.

Russo padeció cáncer de próstata, fue operado en Buenos Aires el 2 de enero de este año y luego fue atacado por una bacteria intrahospitalaria, por la que fue hospitalizado el 22 de febrero, señaló la agencia EFE.

“No fue un año común por muchísimas cosas, situaciones que tienen que ver desde lo personal con mi enfermedad y de ahí en adelante. Millonarios no es un club simple, a los jugadores que llegan les cuesta acomodarse. Le deseo a la institución lo mejor”, explicó el exdirector técnico de Rosario Central, Lanús, Estudiantes, Boca, Racing y Vélez.

Russo fue campeón con Millonarios del Torneo Clausura de 2017 y de la Superliga de este año, pero se desvinculó el lunes último por los malos resultados de la temporada, en la que quedó eliminado en la fase de grupos de la Copa Libertadores y cayó en los octavos de final de la Sudamericana a manos de Santa Fe.