Las rectoras de ambas instituciones quieren acercar a los alumnos, después de los daños provocados por un grupo de estudiantes del colegio privado en la escuela Normal.

La madrugada descontrolada del sábado, cuando un grupo de diez jóvenes rompió -con piedras- puertas y ventanas de la Escuela Normal Mixta “Juan Pascual Pringles”, dejó mucha tela que cortar. Los adolescentes, que fueron demorados por la Policía, son menores de 17 años, estaban alcoholizados  y van al Colegio San Luis Rey. El último dato quedó confirmado cuando la rectora  de esa institución, Clarisa Vallejo, habló en el programa “Nada Secreto” de Radio Universidad y contó como trataron el tema con los estudiantes.

“Hablé con la rectora Alejandra Quinteros (de la Escuela Normal Mixta). Para nosotros ha sido muy doloroso. Los chicos ahora han tomado conciencia y los padres están colaborando”, dijo Vallejo.

Y adelantó que alumnos de las promociones de ambas escuelas van a compartir actividades para “intentar superar lo sucedido”. “Queremos que esto se revierta, se solucione y estamos trabajando en eso. Tenemos que acercar, no profundizar las diferencias”, aseguró la rectora del San Luis Rey.

Una posible hipótesis, de los motivos que habrían desencadenado el ataque al edificio ubicado en calle Perdernera, es que los estudiantes de las escuelas habrían tenido enfrentamientos previos.

Sobre las sanciones a los alumnos  implicados dijo que no tomarán medidas disciplinarias  porque “fue un acto privado fuera de la escuela”.

Más allá del trabajo para intentar limar asperezas entre los chicos, la rectora de la Escuela Normal Mixta hizo una presentación judicial por los daños que sufrió el edificio. En radio Universidad, Quinteros aseguró que encontraron “pedazos de baldosas” con los que habrían roto las puertas y ventanas.

Además dijo que van a hablar con los alumnos para ver si hubo algún enfrentamiento verbal previo al ataque “para evitar otros problemas durante el año”.

Fuente: El Diario de la República