Ocurrió luego de la victoria sobre Italia. Según la entidad, se trató de un procedimiento dentro de lo habitual.

El impacto global que generó la victoria 1 a 0 de Costa Rica sobre Italia, que clasificó al seleccionado centroamericano a los octavos de final de la Copa del Mundo, eliminó a Inglaterra y dejó a los italianos y a Uruguay mano a mano, peleando por el otro cupo, minimizó un hecho que, con el correr de las horas, generó suspicacias para todos los gustos: después del encuentro, la FIFA sometió a un control antidóping a siete futbolistas del equipo ganador.

Bryan Ruiz, Michael Barrantes, Keylor Navas, Celso Borges, Christian Bolaños, Marcos Ureña y Diego Calvo fueron convocados para realizar la prueba de orina y de sangre tras el partido, pese a que el Reglamento Antidopaje de la FIFA establece que solo dos jugadores por equipo deben someterse a los tests.

“Gracias a Dios todos estamos muy tranquilos, con la conciencia tranquila. Si quieren que lleven al equipo, no pasa nada”, afirmó el arquero Navas, tras realizarse el control. “No tenemos nada que esconder. Nosotros nos hemos preparado bien, sin tener que consumir una sustancia rara. Es parte de que la gente no crea lo que estamos haciendo”, agregó Ruiz, capitán y autor del gol del triunfo ante Italia.

Ante el revuelo que ocasionó la medida, el ente rector del fútbol mundial explicó los motivos. “Aclaración sobre prueba de dopaje a Costa Rica. Dos jugadores testeados como parte del procedimiento normal tras juego”, detalló a través de su cuenta oficial de Twitter. Y agregó: “Cinco otros jugadores de Costa Rica efectuaron hoy control dopaje rutinario de pre-competencia”.

Los controles a lo que se hacía mención habían sido realizados antes del inicio del certamen a 800 futbolistas, el 91,5 por ciento de los incluidos en las listas definitivas de los 32 seleccionados participantes. De acuerdo con el Reglamento Antidopaje, aquellos jugadores que no habían sido controlados (como ocurrió con Ezequiel Lavezzi y Ángel Di María, en el caso de Argentina), podían serían analizados en cualquier momento durante el torneo.