El gobierno de Mauricio Macri acumula una suba del 124% desde el invierno pasado. Mientras tanto, prorrogó el encarecimiento para los usuarios de red.

Los tarifazos a los servicios públicos fueron una política presente desde el tiro de largada del gobierno de Mauricio Macri. De este modo, la garrafa, utilizada sobre todo por los sectores de mayor exclusión social y bajo poder adquisitivo, sufre un nuevo aumento desde este lunes.

Además de elevar de $174 a $183 el subsidio por garrafa para el Plan Hogares (equivalente a un 5,17%) desde este 1 de julio, el Gobierno también fijó nuevos precios máximos para la venta de gas en garrafas:

– La garrafa de 10 kilos saldrá $295,37 más IVA (10,5%), o sea $326,38

– La de 12 kilos pasa a $354,44 más IVA, o $391,65

– La de 15 kilos, $443,95 más IVA, o $490,56.

Se trata de la cuarta suba que sufren las garrafas en esta primera mitad del año. Antes de este, las subas fueron de 37% en febrero, 4% en mayo y 3% en junio.