Salvatore “Totò” Riina, capo de la mafia siciliana, murió en prisión hace poco más de un año después de pasar 24 años encerrado.

Recientemente el estado italiano reclamó a sus familiares 2 millones de euros por los gastos que generó mientras estuvo en la cárcel.

Ahora su hija acaba de abrir un restorán en París y lo llamó “Corleone by Lucia Riina”, para lo cual se asoció con un grupo gastronómico conocido en la capital francesa: Luvitopace de Pierre Cédric Duthilleul.

El negocio levantó la persiana en el número 19 de la rue Daru, a 1 kilómetro del Arco de Triunfo.