La ciudad de Roma se convertirá esta semana en el centro de reunión de exorcistas llegados de todas las partes del mundo. Allí, los curas asistirán al XIV curso sobre exorcismo y plegarias de liberación en Roma, que este año versará, entre otras cosas, sobre la difusión de los ritos satánicos a través de las redes sociales.

“Creo que estos medios pueden suponer más presencia del Evangelio de Dios pero pueden también dar mayor cabida a Satanás. Depende de cómo lo usemos”, indica el teólogo español Pedro Barrajón, que asiste al simposio.

Los nuevos canales de comunicación como Internet “pueden favorecer las prácticas satánicas, ritos ocultistas y portales dedicados a este ámbito que antes eran más difíciles de difundir”, continuó Barrajón, quien matizó que tampoco”hace falta satanizar a estos medios”.

La convención ha sido organizada por el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, una institución dirigida por los Legionarios de Cristo. No cuenta con la oposición del Vaticano.

El curso tiene una duración de cinco días y un precio por persona de 400 euros, comida incluida. En su primera sesión, el aforo estaba casi completo: 241 los alumnos matriculados llegados de 42 países.

Sobre el maligno, el el secretario del Grupo de Investigación e Información Socio-Religiosa (GRIS), Giuseppe Ferrari, uno de los organizadores, señaló que “es un tema que llama siempre la atención aunque luego, teológicamente hablando, es mucho más rico el tema de Dios”.