La jueza porteña Patricia López Vergara hizo lugar a un amparo presentado por Myriam Bregman y ordenó suspender el alza del pasaje, que iba a aumentar a partir de mañana de 7,50 a 11 pesos, y junio volvería a subir a 12,50.

A contrareloj, la izquierda porteña consiguió frenar el tarifado al subte. La jueza Patricia López Vergara hizo lugar a un amparo presentado por la legisladora del FIT Myriam Bregman y ordenó suspender preventivamente el incremento total del 66 por ciento del valor del boleto.

La suba estaba prevista que se diera en dos tramos: a partir de mañana martes, el viaje iba a pasar a valer de los $7,50 actuales a $11, y en junio volvería a subir a $12,50. Sin embargo, la jueza porteña requirió al gobierno de la Ciudad y a Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) que remitan “en el plazo de 5 días” toda la documentación y los informes de la Facultad de Ingeniería donde detallan el estado contable del servicio y la necesidad del incremento pactado.