El proyecto de ley integral de viviendas ya se encuentra en la Cámara de Senadores para su tratamiento, ayer tuvo despacho favorable de la Comisión de salud, trabajo y seguridad social por lo que hoy los legisladores debatirán sobre la iniciativa que luego será enviada a Diputados.

Una vez en la Cámara baja se  dan dos opciones. puede que mañana ingrese al sumario de temas para que se trate la próxima semana, lo que implicaría, como paso previo, el trabajo en comisiones. Si es así, el miércoles 31 de mayo tendrá su día de debate.

El otros camino que se puede dar es un pedido extraordinario, si es que todos los bloques están de acuerdo, para que pueda tratarse en el recinto sin despacho de comisiones.

De aceptarse esta moción, los legisladores podrían sancionar mañana la ley, dado que el proyecto fue elaborado en conjunto entre funcionarios del Ejecutivo y los presidentes de los bloque de Diputados.

El senador Maximiliano Frontera dijo que el proyecto “ya tienen camino legislativo” y también detalló los pasos que se dará por la Cámara alta.

Frontera contó que se trata de un proyecto integral que contempla todos los aspectos necesarios para una política habitacional completa.

Sobre la tarea legislativa, el senador especificó que hoy hará el ingreso formal, luego se abrirá un cuarto intermedio y posteriormente realizará su tratamiento en donde cada uno de los senadores aportará su opinión.

En tanto, Luis Martínez, diputado del Justicialismo, aportó precisiones sobre los caminos que puede dar el proyecto cuando obtenga media sanción del Senado.

Martínez  fue justamente quien anticipó que puede dar un recorrido largo hasta la próxima semana o bien haciendo uso del pedido extraordinario, y tratarse mañana.

De ser aprobado, el proyecto dará continuidad a la construcción de viviendas sociales. También prevé créditos para comprar un terreno, levantar una casa en caso de tener un lote, ampliar o modificar un inmueble.

Una de las particularidades la fija el hecho que para inscribirse hay que ser mayor de dieciocho  años, ser nacido o tener domicilio real en la provincia (el titular y todo el grupo familiar declarado) de al menos diez años continuos.

Además, la enmienda establece que el titular no podrá figurar en el Registro de Deudores Alimentarios Morosos.

Fuente: El Diario de La República