Cronos Group, una compañía canadiense con sede en Toronto, acaba de convertirse en el primer productor puro de marihuana que cotiza en el Nasdaq, el mercado favorito de las empresas de la nueva economía. El lanzamiento en Wall Street es una señal más para los inversores de que es un sector en el que el dinero puede funcionar.

El estreno se produjo el martes en el Nasdaq, donde cotizan otras compañías que indirectamente están relacionadas con esta sustancia como GW Pharmaceutical, que desarrolla un tratamiento para la epilepsia. Lo hace codo con codo con gigantes como Apple, Microsoft o Starbucks. Cronos vende cannabis en Alemania para uso medicinal y está estableciendo plantas de producción en Australia o Israel, además de Canadá. Estados Unidos es su próximo objetivo.

El proceso de legalización del consumo de marihuana se está haciendo de forma progresiva en EE UU, Estado por Estado. En nueve territorios está autorizado para consumo recreativo y en 29 con fines médicos.

Se espera en paralelo que Canadá legalice el cannabis con uso recreativo este verano. El hecho de que el regulador bursátil de EE UU diera su bendición a la cotización de Cronos, es otra evidencia de que el estigma que hay hacia el cannabis se va erosionando, como explica su consejero delegado Mike Gorenstein. Los analistas del banco de inversión Cowen & Co proyectan que el mercado de la marihuana moverá 50.000 millones de dólares en 2026, frente a los 6.000 millones en 2016.