Foto: web

La red provincial del clima advirtió que durante la mañana de este miércoles las temperaturas serán templadas y cálidas por la tarde noche, potenciadas por un persistente viento norte.

El calor comenzó a apretar fuerte desde hace tres días en San Luis. La máxima más alta del martes se registró en la localidad de Beazley, con 42,5°C, según datos de la REM.

Para el jueves llegaría cierto alivio con descenso en las temperaturas y una marcada inestabilidad en toda la provincia, con altas probabilidades de lluvias y tormentas aisladas.

Se esperan por la mañana temperaturas templadas y cálidas por la tarde, con máximas que rondarían los 30°C, acompañadas de vientos leves a moderados del sudeste.