QUINCE DE LOS 27 GOBERNADORES DE BRASILEÑOS SE MANIFESTARON CONTRA EL “IMPEACHMENT” (JUICIO POLÍTICO) A LA PRESIDENTA, MIENTRAS UN GRUPO PREFIRIÓ NO FIJAR UNA POSICIÓN, SEGÚN UNA CONSULTA PUBLICADA HOY POR LA PRENSA DE SAN PABLO.

“Vamos a lanzar una movilización que tiene que incorporar a líderes políticos y a entidades de la sociedad”, declaró el gobernador Flavio Dino, del estado nordestino de Maranhao al diario Folha de Sao Paulo, que realizó la consulta a los mandatarios a partir de la tramitación del juicio que se inició el último miércoles por decisión del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

El grueso del respaldo dado a Rousseff proviene de gobernadores del nordeste la región más pobre del país mientras un solo gobernador, Pedro Taques, de Mato Grosso, se pronunció a favor del impeachment, según la información que reproduce la agencia ANSA.

Por otra parte, 11 gobernadores prefirieron no pronunciarse ni a favor ni en contra del enjuiciamiento de la presidenta, que el 1 de enero cumplirá el primer año de su segundo mandato.

Este lunes debe ser conformada la Comisión Especial de 65 diputados que evaluará la pertinencia del “impeachment” contra Rousseff.

La denuncia contra la mandataria fue presentada por los juristas Miguel Reale Junior, ex ministro durante el gobierno del presidente Fernando Henrique Cardoso, opositor a Dilma y Helio Bicudo, quien fuera uno de los fundadores del oficialista Partido de los Trabajadores.