La NASA descubrió un sistema solar similar al nuestro, llamado Kepler 90 que está compuesto por ocho planetas.

Está ubicado a 2,545 años luz de la Tierra. Este sistema se ha identificado a partir de los datos captados por el telescopio espacial Kepler. El más llamativo se llama 90i, se trata de un planeta rocoso que orbita alrededor de sus estrellas cada 14,4 días. Lo novedoso de este anuncio es que para poder hallarlo la NASA se ha valido de la inteligencia artificial de Google.

“Tal como esperábamos, hay descubrimientos emocionantes acechando en nuestros datos archivados de Kepler, esperando la herramienta o tecnología adecuada para desenterrarlos”, dijo Paul Hertz, director de la División de Astrofísica de la NASA en Washington. “Este hallazgo muestra que nuestros datos serán un tesoro disponible para los investigadores innovadores en los próximos años”.

La misión Kepler se puede considerar un éxito completo. Se trata de un pequeño observatorio de bajo costo –-tenía un presupuesto de solo 600 millones de dólares– que la agencia espacial estadounidense lanzó en 2009 con el objetivo de encontrar mundos fuera del sistema solar que orbitaran alrededor de estrellas, puesto que son los mejores candidatos a albergar vida fuera de la Tierra, en la llamada “zona habitable”. En teoría, la misión tenía que durar solo un año.

Y Kepler sigue trabajando y escudriñando el universo. Y lo hará al menos hasta mediados de 2018, que es cuando se prevé que se agote su combustible.