Las imágenes del suelo liso y rocoso fueron tomadas luego del complicado aterrizaje del aparato.

Las primeras imágenes enviadas por la sonda InSight de la NASA muestran el terreno liso y rocoso de Marte, luego de superar los “siete minutos de terror” antes de tocar la superficie del planeta rojo.

Las fotografías, publicadas en la cuenta oficial de Twitter de la sonda, se liberaron después de que los científicos a cargo del proyecto celebraran el logro de poner la nave sobre Marte.
La iniciativa busca mapear el planeta y descubrir por qué la Tierra se convirtió en un refugio para la vida.

Para ello, la sonda inSight viajó durante 7 meses a 548 millones de kilómetros desde la Tierra y tuvo una caída después de siete minutos en la que navegó por la delgada atmósfera marciana.