Dos agentes de la Federal hicieron una fiesta y su vecino, un guardiacárcel, les disparó con una escopeta en medio de una discusión que inició por los ruidos.

Un sangriento enfrentamiento ocurrió en la madrugada del domingo en un complejo de departamentos cuando un grupo de federales hacían un festejo en Santa Rosa, La Pampa.

Cerca de las 3 comenzó el tiroteo entre el suboficial ayudante David Garnica, que vivía en el primer piso, el subinspector Gabriel Díaz, que participaba de la reunión, y el guardiacárcel José María Martínez que ocupaba un departamento en planta baja.