Los sitios arqueológicos son fundamentales para el turismo en Egipto, lo que le permite al país competir con otros destinos en todo el mundo.

Egipto reabrió el jueves la pirámide escalonada de Zoser (o Djoser), la primera de la historia, después de una restauración de 14 años que costó más de seis millones de dólares.

La pirámide, que ha sido declarada patrimonio mundial de la UNESCO, fue construida hace 4.700 años durante la era del faraón Zoser, uno de los reyes de la III dinastía de Egipto.

Después de décadas de abandono y riesgo de colapso, en 2006 el gobierno egipcio comenzó un ambicioso proyecto para restaurarla y devolverle su esplendor.

«Hoy celebramos la finalización del proyecto para evitar el peligro y mantener y restaurar la primera y más antigua pirámideque aún está de pie en Egipto», dijo el ministro de Turismo y Antigüedades, Khaled al-Anani.