El gobierno de la Ciudad comprará pistolas eléctricas Taser, para usar los subtes a partir de marzo. Siguiendo el lineamiento del Gobierno nacional, se implementarán en «lugares cerrados» una vez que se realice la capacitación correspondiente a los policías que las portarán.


La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, había anunciado hace dos semanas la compra de 300 pistolas Taser, para usar en trenes y aeropuertos.»Es un arma muy usada porque es individual, no letal y fácil de portar», aseguró.

Las pistolas Taser cuestan alrededor de 3.000 dólares cada una. Su uso en la Argentina fue judicializado durante varios años por los reclamos de los Orgnismos de Recursos Humanos ya que permite inmovilizar a una persona en forma instantánea, a través de un disparo que genera una descarga eléctrica. La Corte Suprema en 2016 dejó firme un fallo que avalaba su implementación como herramienta de las fuerzas de seguridad.