Los inconvenientes generados en la gestión del Gobierno provincial, a partir de un ciberataque sufrido en el Data Center la semana pasada, están ahora acotados al sistema de expedientes de 2019, cuya solución demandará al menos quince días más, según adelantó la ministra Alicia Bañuelos.

“Se trata de un secuestro de información para exigir un rescate y es un delito internacional porque no se sabe desde donde proviene el ataque”, explicó la funcionaria al recordar que el lunes 25 de noviembre se detectó un ataque por una variedad del virus Ransomware (Ransom en inglés significa rescate, ware es de software).

El Ransomware es un programa de software malicioso que encripta archivos y deja un mensaje exigiendo el pago de dinero para restablecer el funcionamiento del sistema. “Es un sistema criminal que tiene la intención de obtener dinero a través de un perjuicio concreto”, insistió Bañuelos.

Desde ese lunes los especialistas y técnicos de la AUI trabajan sin descanso para lograr una solución a este problema, generado por un virus que atacó varios componentes de la infraestructura del Data Center: servidores, bases de datos, la biblioteca de resguardos virtuales (VTL)- esta última es la mejor tecnología para backups – y otros.

El jueves pasado al intentar reconstruir la base de datos del sistema de expedientes, el proceso falló luego de 40 horas de proceso porque un disco está muy afectado por el ataque, detalló la funcionaria, pero aclaró que el resto de los sistemas e infraestructura están operativos.

Detalló que los únicos problemas que persisten están radicados en 350 GB de los 7.700 GB totales de la base de expedientes. Se sigue tratando de desencriptar de los 350 GB y desde ayer suman su asistencia empresas y especialistas en este tipo de ataques.