El área Bromatología dependiente del Subprograma Fiscalización Sanitaria del Ministerio de Salud tomó muestras del agua de la ciudad dando como resultado “turbidez y bajo nivel de cloro”.

“La última toma de muestra para su análisis se realizó a causa de la denuncia de vecinos”, informó Ramiro Luaces del área de Bromatología. “Los resultados arrojaron que estaban fuera del rango recomendado de acuerdo a la turbidez y la cantidad de cloro insuficiente”.

“Se sugirió al municipio que clorifiquen más el agua”, indicó.

Las muestras se tomaron el mismo día en distintos domicilios, en una zona próxima a la réplica del Cabildo.
“Nuestra metodología es que en cuanto tenemos los resultados de los análisis notificamos al municipio, se realizan recomendaciones y se les solicita que notifiquen las acciones y registros que realicen a posterior”, agregó Luaces.