River, con un equipo mixto entre jerarquía y juventud, perdió como local por la cuarta fecha frente a Talleres de Córdoba por 1 a 0, para abrir con preocupación una semana en la que definirá su pase a semis de la Copa Libertadores y visitará a Boca en el superclásico el próximo domingo, en la Superliga.

La «T», conducida por el uruguayo Alexander Medina, logró llevar al marcador su dominio en el campo de juego, gracias a Nahuel Bustos, la figura del partido, que empujó la pelota al arco vacío después de un rebote de Franco Armani, a los 17 minutos del complemento.
El «Millonario», por decisión del entrenador Marcelo Gallardo, resguardó a la mayoría de sus jugadores que vienen siendo titulares de cara a la revancha de los cuartos de final de la Copa Libertadores frente a Cerro Porteño, en Asunción.

Igualmente, la delantera estuvo conformada por Ignacio Scocco y Lucas Pratto, quienes no gravitaron, y en la defensa el reaparecido Javier Pinola -que se fue expulsado por protestar y se pierde el Superclásico- y el debutante chileno Paulo Díaz, que con una palomita estuvo a punto de abrir el marcador, pero el arquero Guido Herrera rechazó al córner, en el primer tiempo y en la única opción que generó en el partido.

River desperdició así la chance de quedar junto a San Lorenzo en la cima de la tabla de posiciones, mientras que Talleres -que desde 1990 no ganaba en Núñez y lo consiguió por tercera vez en su historia- lo alcanzó con siete unidades.