No habrá muchas sorpresas en la elección para jefe de Gobierno porteño del domingo. Horacio Rodríguez Larreta, el hombre que eligió Mauricio Macri como su sucesor, quedaría en primer lugar. Martín Lousteau, el ex ministro de Economía que se convirtió en la cara de una alianza entre los radicales y Elisa Carrió, sería el segundo. Tercero entrará el presidente de Aerolíneas Argentina, el camporista Mariano Recalde. Eso es lo que pronostican la mayoría de las encuestas de intención de voto, entre ellas una que la consultora Management & Fit hizo el miércoles para Clarín.

Según ese estudio, si las elecciones para jefe de Gobierno fueran hoy, el 44,7% de los porteños votaría a la fórmula del PRO, Rodríguez Larreta-Diego Santilli. Lousteau y Fernando Sánchez, de ECO, recibirían un 23,5%, mientras que los kirchneristas Mariano Recalde y Leandro Santoro conseguirían un 21,3%. La batalla por el cuarto puesto está muy pareja: Myriam Bregman y José Castillo, del Frente de Izquierda, conseguirían el 3,3%, mientras que Luis Zamora y Sergio Sallustio, de Autodeterminación y Libertad, serían votados por un 3,2% de los electores. El trabajo de M&F muestra que un 4% de los 1.000 encuestados por medio de llamados telefónicos en la Ciudad el 1 de este mes aún no decidieron a quién tienen pensado votar o prefirieron no contestar.

Esos números indican que, como ninguno de los candidatos llegaría al 50% que permite ganar en primera vuelta, los porteños tendrían que volver a votar en el balotaje el 19 de este mes, a pesar de la distancia de más de 21 puntos que le lleva Rodríguez Larreta al segundo según la proyección.
Si se compara con la encuesta de M&F que publicó Clarín el domingo, Rodríguez Larreta mejoró su desempeño en un 2,5%: en el sondeo anterior recibía un 42,2% y sacaba casi 18 puntos a Lousteau, que ahora aparece un poco peor posicionado, con un punto menos que el que mostraba hasta hace cinco días. Recalde, por su parte, acortó la distancia que le llevaba el ex ministro de Economía. Antes los separaban casi cinco puntos y ahora quedaría sólo a 2,2%.

Si las proyecciones de M&F se corroboran el domingo, Rodríguez Larreta habrá perdido un pequeño porcentaje de los votantes que apoyaron a su rival en la Primaria del PRO, Gabriela Michetti. El 26 de abril, la suma de los votantes de Michetti y Larreta llegó al 47,3%, casi tres puntos más de los 44,7 que conseguiría ahora.

Por el contrario, Lousteau podría retener todos los votos de la PASO de ECO, en la que enfrentó a Graciela Ocaña y Andrés Borthagaray, e incluso congregar nuevos apoyos. Sumados los votos de los tres en la elección de abril, la cuenta llegó a 22,3%, y ahora Lousteau la incrementaría hasta 23,5%. Recalde, con los 21,3 puntos que pronostica la encuesta para su boleta, también mejoraría el papel del FPV en las PASO, cuando los siete postulantes consiguieron un 18,7%.

Con ese escenario escaso de misterios, la mayor novedad será el debut del sistema de boleta electrónica, que recibirá el domingo a los porteños en los lugares de votación