Las cholitas escaladoras cumplieron con su meta y alcanzaron la cima del Aconcagua (6.962 metros). La hazaña se consumó ayer miércoles aproximadamente a las 15, cuando dos integrantes del colorido grupo de campesinas bolivianas llegaron a la cumbre del cerro más alto del continente, en Mendoza.

Después de permanecer dos días en campo Cólera (5.970 metros) esperando mejores condiciones meteorológicas para intentar el asalto a la cumbre, finalmente Analía Gonzáles y Elena Quispe consiguieron el objetivo, convirtiéndose en las primeras andinistas de origen aymará en llegar a la cima.

Lidia Huayllas, Dora Magueño y Cecilia Llusco son las otras integrantes del grupo que sube montañas con sus anchas faldas coloridas. Tienen entre 24 y 50 años, viven en la ciudad boliviana de El Alto-La Paz (4.200 metros) y trabajan como cocineras en campamentos de montaña o trasladando en mochilas los equipos de los andinistas en la cordillera de los Andes.