China. Es la escultura plástica de dos artistas chinos, que ilustra la caída en desgracia de un ángel que fue expulsado del cielo. Fue construida con gel de sílice y fibra de vidrio, logrando un alto nivel de realismo.

Se trata de la escultura del ‘ángel caído’, una obra de los artistas chinos Sun Yuan y Peng Yu, realizada a escala real de un ser humano e instalada en Beijing, que causa sensación y asombro por estas horas en Internet.

La obra, representa a una anciana con un vestido blanco que está boca abajo en el suelo con un par de alas sin plumas, que ilustra la caída en desgracia de un ángel que fue expulsado del cielo. “Tal vez durmiendo, tal vez muerto, pero sin duda inmóvil y congelado”, cuentan los creadores en su web.

Los artistas crearon la pieza utilizando gel de sílice, fibra de vidrio y acero inoxidable. La escultura fue bautizada con el nombre de ‘Ángel’ y generó un profundo impacto en la sociedad china, según informa el diario “The People’s Daily Online”.

“El ser sobrenatural, ahora no es más que una criatura impotente, no puede llevar a cabo ninguna voluntad suprema ni ayudar a los que creen en su existencia”, expresan los artistas en su página web.

Los creadores de la pieza son conocidos por haber utilizado en otras obras tejido humano y grasa corporal como materia prima para sus piezas artísticas.

Para el cristianismo, un ángel caído es un ángel que fue expulsado del cielo por desobedecer o rebelarse contra los mandatos de Dios. Según este precepto, se considera como “ángeles caídos” a Grigori, Lucifer, Lilith, Mefistófeles, Semyazza y Belial.

La pieza de los artistas chinos alude a este momento de la historia de una forma escalofriante y generaron un revuelo fenomenal en las redespor su alto nivel de realismo en la terminación.

Los artistas buscan dar con esta obra un golpe en el mapa cultural de la humanidad, ya que que entienden la realidad como una división entre el bien y el mal.

Perfil

Sun Yuan nació en 1972 en Beijing y Peng Yu en 1974 en Heilongjiang. Con sede en Beijing, trabajan juntos desde los años  90′ y se consideran artistas conceptuales contemporáneos.

Sun Yuan y Peng Yu son famosos por trabajar con medios extremos con sus obras de arte como el tejido humano, grasa, animales vivos y cadáveres de bebé. Esto los convirtió en los artistas más controvertidos de China.

Una de las obras más conocidas y polémica fue cuando utilizaron muñecos que representaban a tres líderes mundiales, ya ancianos, sentados en sillas de ruedas eléctricas que chocaban entre sí. La obra intentaba representar la muerte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). ​