LA LÍDER DEL ULTRADERECHISTA FRENTE NACIONAL, MARINE LE PEN, DOBLÓ LA APUESTA AL ASEGURAR QUE SERÁ CANDIDATA A LAS PRESIDENCIALES FRANCESAS DE 2017 “PASE LO QUE PASE” EN LAS REGIONALES.

En la primera vuelta del pasado 6, en la que el FN se colocó en cabeza en seis de las 13 regiones, Le Pen superó en Nord Pas de Calais Picardie a conservadores y socialistas con un porcentaje del 40,6%, pero en la segunda de este próximo domingo los sondeos apuntan a que el conservador Xavier Bertrand ganará con el 53%.

“Seré candidata a las presidenciales pase lo que pase. No voy a dejar al Gobierno ni un minuto de tranquilidad”, dijo Le Pen en una entrevista en la cadena “BFM TV”, en la que prometió que todos los días se va a oír hablar de ella.

La clave del escrutinio en la segunda ronda la tienen los abstencionistas, destacó la candidata, que se dijo dispuesta a “pudrir la vida del Gobierno”.

Le Pen consideró una “estafa a la democracia” la decisión del Partido Socialista (PS) del presidente Hollande de retirarse de aquellas zonas donde el total de votos de la izquierda no permita su triunfo, y criticó la forma en que “el sistema se defiende del FN cuando quiere mantener sus posiciones”.

Los Republicanos del ex presidente Nicolas Sarkozy y el PS “han hecho todo” para que el FN “no pueda poner en marcha el patriotismo económico”, añadió la líder de esa formación, que animó a votar a “todos aquellos que quieran defender sus intereses”, citó la agencia de noticias EFE.